Connect with us

Instituciones

Proyecto está a cargo de la Agrupación Cultural "Maipo Indómito"

En jardín Infantil “Alto Pehuén” se pinta uno de los “100 murales para Buin”

La directora del establecimiento, Mónica Villarroel, dijo que "es positivo tener este tipo de iniciativas, en especial en murallas que necesitaban hermosearse. Estamos cerca de una plaza, entonces el mural abarca a toda la comunidad, incluso las vecinas se acercan a decirnos lo lindo que quedó".  

Para convertir a Buin en un museo a cielo abierto, el proyecto “100 murales para Buin”, a cargo de la Agrupación Cultural “Maipo Indómito” y financiado por sus integrantes, busca recuperar espacios mediante la pintura para abrirlos a la comunidad.

Bajo esta visión, llegaron al Jardín Infantil “Altos de Pehuén”, el que fue seleccionado para la realización de un mural artístico en las afueras del establecimiento que tiene vista a la plaza. Para Mónica Villarroel, directora del establecimiento, dijo que “es positivo tener este tipo de iniciativas, en especial en murallas que necesitaban hermosearse. Estamos cerca de una plaza, entonces el mural abarca a toda la comunidad, incluso las vecinas se acercan a decirnos lo lindo que quedó, nos llamaron algunas familias agradeciendo la iniciativa”.

El impulsor del proyecto Nibaldo Flores, profesor del Liceo Alto Jahuel y representante de la Provincia del Maipo en la mesa técnica de Organizaciones Culturales Comunitarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, mencionó que la instancia “pretende generar 100 murales en las diferentes localidades de la comuna de Buin, que luego serán recopilados en un libro, con el cual se generará una ruta, para que los vecinos y vecinas puedan seguir esta ruta de murales”.

En el caso del jardín infantil “Alto de Pehuén”, su ubicación colindante a una plaza, se convirtió en una oportunidad para Nibaldo Flores, quien solicito las autorizaciones correspondientes para trabajar en el muro. “Este proyecto se hace desde y para la comunidad, en un principio se eligen localidades en este caso se eligió la plaza, que incluye el muro del jardín infantil, donde se hizo una gráfica más naturalista, se hicieron animales pensando en el jardín infantil, y en el proyecto educativo que tienen como el sello medio ambiental, que fue lo que nos planteó la directora”, opinó.

Para Mónica Villarroel era importante que el mural fuese representativo para toda la comunidad educativa. “Ellos traen un proyecto, pero también nos dieron la oportunidad de retroalimentar con nuestro proyecto educativo, incorporarlo en su trabajo, mediante cosas representativas para nuestra comunidad educativa y eso se agradece”, expresó la directora.

Los muralistas posando con su obra.

Asimismo, agregó que la importancia de que el mural plasme en parte el proyecto educativo radica en que “tenemos niños y niñas de pueblos originarios y es por eso que en una parte del mural ellos incluyeron la cruz de los pueblos originarios “La Chakana”, además que incorporaron a un picaflor, ave representativa de Buin y utilizaron colores que tenían relación con nuestro sello medio ambiental”.

En línea con lo anterior, Cristián Pérez, ilustrador y tatuador de profesión, quien participó de la creación del mural, mencionó que no solo se busca la recuperación de espacios, también hay una parte importante en generar un lazo con la comunidad, “a los vecinos les encanta este tipo de actividades, en estos momentos esto es auto gestionado, sin ningún tipo de lucro, pero el pago para nosotros es la recepción de la comunidad, ver en la calle la reacción de las familias”.

Por otro lado, Nibaldo Flores agregó que “los murales son manifestaciones artísticas que nacieron en México y otros lugares, con la necesidad de dar a conocer a los pueblos las problemáticas que había, en esos tiempos la gente no sabía leer, entonces comunicaban a través de los murales. Hoy, también se hace urgente recuperar los espacios públicos, a través de expresiones culturales que muestren problemáticas actuales como las relacionadas al medio ambiente”, finalizó.

Ver nota completa
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comunidad

Reunión para analizar acopio y traslado de guano, mal olor y moscas

La relación de Agricovial con Lo Herrera y El Romeral tiene un camino bien claro

Mientras la compañía informó plan de mitigación, otro sector de la comunidad también anunció firmas para evitar paso de camiones por Volcán Guallatiri y Volcán Llullaillaco. Construir otra arteria será inevitable y para ello deberán entrar al ruedo, necesariamente, el municipio y el MOP.

Agricovial S.A. y los dirigentes vecinales de Lo Herrera y El Romeral se reunieron para avanzar en soluciones al problema que significa el acopio de guano y su traslado por las calles con la sabida presencia masiva de moscas. Entre los compromisos más urgentes, destacó que la compañía ya tiene una consultora para someterse a la declaración de impacto ambiental, la ejecución casi inmediata de un plan de mitigación y reunirse a la brevedad con la Dirección de Tránsito para revisar la ruta que realizan los camiones.

Y justamente es el traslado de la caca de pollo (se vende para abono) es el punto más complejo, toda vez que la presidenta de la Junta de Vecinos “Andrés Ruiz Tagle”, Mirta Tello, informó a la empresa que los vecinos de su sector piensan reunir firmas para evitar el paso de las máquinas.

“Hoy los camiones, como no pueden seguir por Eliodoro Yáñez hasta El Barrancón, doblan en Volcán Guallatiri (costado cancha Unión Lo Herrera) y se vienen hasta Volcán Llullaillaco, para doblar e irse hasta El Barrancón. Y los vecinos no están dispuestos a eso”, dijo Tello.

Las palabras de la dirigente fueron escuchadas atentamente por el gerente de producción y el encargado de medioambiental de la compañía, Carlos Monteverde y Fernando Landaeta, respectivamente, quienes tomaron nota de una situación que, impajaritablemente, les impone un desafío para abordar en el mediano y/o largo plazo: construir un nuevo camino.

LOGO, GPS Y GUARDIAS

En la reunión, flanqueada por la directora de Dideco, Ana María Molina, y el encargado territorial Johnny Ávila, participaron las directivas de las juntas de vecinos “Nº 59 Lo Herrera” (Sandra Mateluna), “La Estrella” (Luis López), “El Romeral” (Ana María Estolaza) y “Andrés Ruiz-Tagle” (Mirta Tello), quienes también escucharon el plan de mitigación que Agricovial implementará a la brevedad para impactar lo menos posible en la calidad de vida de los vecinos.

“Tras la primero reunión que realizamos en el municipio, les comento que ya tenemos un correo para comunicarnos con los vecinos, donde podrán enviarnos fotos de nuestros camiones y de los compradores (cerca de 30) que no cumplan con las protocolos. Tendremos un guardia en Lo Herrera y El Romeral que fiscalizarán el encarpe, ruta y velocidad. Las máquinas llevarán visible el logo de la compañía y un GPS”, dijo Monteverde.

Respecto del acopio de guano en la cancha de compostaje, Fernando Landaeta comentó que “sí existe una inversión en tecnología y que cuentan con la fiscalización periódica de la seremi de salud. También les comento que los conductores que no cumplan con las medidas serán amonestados y les mandaremos a la brevedad el estudio de olores y el método que se usa. Será la próxima semana”.

DELH

 

Continuar leyendo

Comunidad

Trabajo colaborativo de junta de vecinos y empresa Molymet

En la Población Carbomet los huertos comunitarios potencian la sustentabilidad

Guiados por el agrónomo de la empresa Francisco Cornejo, los vecinos siembran lechugas, coliflores, acelgas y melones, entre otras hortalizas, potenciando el autoconsumo. Y el éxito fue tal que la comunidad ya solicita una segunda etapa del programa.

Durante los últimos dos meses, se ha desarrollado en las dependencias de la junta de vecinos de la población Carbomet el proyecto “Huerto Orgánico Comunitario”, auspiciado por la empresa Molymet. La iniciativa tiene como finalidad otorgar a los vecinos las herramientas necesarias crear un huerto sustentable en sus hogares e incentivar la alimentación saludable, el cuidado al medio ambiente y formar monitores para mantener la idea en el tiempo.

El trabajo colaborativo comunidad-empresa permitió que el Departamento de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de Molymet asesorara a los vecinos en la construcción de un huerto-invernadero de 24 m2 que, instalado en la parte trasera de la sede social, ha permitido entregar cursos de capacitación en cultivo de hortalizas. De hecho, ya han sido cosechadas lechugas, coliflores, acelgas y melones, entre otras.

“Este proyecto no solo se ejecuta acá, sino que también en la junta de vecinos de Cinco Pinos y Rinconada de Nos. Este invernadero tiene 5 años de garantía, por lo que esto no se acaba, y queremos pintar murales, poner bancas y colocar hierbas medicinales. Esta iniciativa es totalmente gratis y lo único que solicitamos a las personas para sumarse es ser parte de la junta de vecinos”, dijo la presidenta de la JJ.VV. Carbomet, Mónica Correa.

Los vecinos han seguido todas las instrucciones del agrónomo Francisco Cornejo, el tutor.

El especialista a cargo del proyecto“Huerto Orgánico Comunitario” es el agrónomo de Molymet, Francisco Cornejo, quien cumple el rol de tutor en las clases. “Este es un plan piloto que ha tenido una muy buena respuesta de los vecinos, hubo un compromiso enorme desde el primer minuto. De hecho, muchos pudieron haber asistido a la primera clase y no volver, pero no fue así”.

Por su parte, María Mercedes, una de las participantes del curso, destacó las clases impartidas por el agrónomo. “Me pareció muy interesante este curso y muy entretenido, obtuve muchas enseñanzas. El profesor entrega la información de manera muy clara y es un excelente tutor, y tiene ‘llegada’ con nosotros, que es lo importante. Se preocupa de enseñar y de que entendamos”, dijo.

En este sentido, Andrea Urra, otra de las alumnas, mencionó la importancia del programa y  pide realizar una segunda parte. “Igual me gustaría que se alargara un poquito más porque quedaron varios temas que no fueron indagados. Tenemos igual pensado plantar en el exterior y agrandar más el huerto”, opinó.

 ¿Y EL MUNICIPIO?

La Municipalidad de San Bernardo no esta ajena a este tipo de iniciativas, toda vez que el Departamento de Desarrollo Local Sustentable trabaja en la “seguridad alimentaria” a través de la creación de huertos familiares como fuente de autoabastecimiento. Logrando un impacto en 150 familias, los tres objetivos principales del plan son otorgar las herramientas a las familias para construir huertas familiares, educar a los beneficiados en su correcta implementación y asesorar técnicamente a los beneficiados.

Los requisitos para participar fueron: ser mayor de edad, contar con un teléfono celular con acceso a internet, el compromiso con el huerto y poseer terrenos con un mínimo de dos m2 con acceso a luz solar por lo menos 6 horas al día.

Santiago García S.

Continuar leyendo

Comunidad

De San Bernardo

La Red de Urgencia tiene una herida profunda

Si bien el anuncio de reestructuración de la unidad llevó a los funcionarios a movilizarse, la reunión sostenida esta tarde con el secretario general desnudó problemas internos del servicio que deben ser solucionados a la brevedad, empezando por arreglar las ambulancias abandonadas.

Infraestructura adecuada, nueva ropa, apoyo sicológico para enfrentar el estrés por la pandemia, un mejor clima de trabajo, arreglar las ambulancias y estabilidad laboral son los coletazos que dejó el llamado a movilizarse que hicieron este mediodía los funcionarios de la Red de Urgencia de San Bernardo.

Si bien “bajar los brazos” y mantener un turno ético fue la posición inicial de los trabajadores tras enterarse de la reestructuración que tiene pensada la secretaría general de Educación y Salud (Corsaber) para la unidad, la verdad es que el movimiento tiene un dolor más profundo.

Pero vamos por parte. La semana pasada, los funcionarios fueron alertados por colegas del Cesfam “Raúl Brañes” que se venían cambios en el edificio de calle América con Avda. Colón (ex Dideco) y no se descartaban despidos. Y cundió la incertidumbre.

“El servicio que damos es tremendamente importante, sobre todo para los pacientes postrados y dializados, a quienes llevamos a sus horas médicas a otros hospitales, como por ejemplo el Barros Luco, del Tórax y Salvador. No queremos frustrarnos por dejar de ayudar a los vecinos que más necesitan ni ver el despido de compañeros”, precisó un funcionario a El Amanecer de Lo Herrera.

La reunión entre funcionarios y secretario general se extendió por más de dos horas.

La situación no pintaba para nada bien ya entrado el viernes, es más, el pulso de los colaboradores se aceleraba al saber que mientras se pensaba reestructura la red de urgencia, lo que supone ajustes de dinero, en el patio trasero dos ambulancias entregadas por el Gobierno Regional (GORE) yacen polvorientas y agónicas, en tanto otras nuevas fueron arrendadas para enfrentar el Covid-19. Algo no calzaba.

Para que se haga una idea. En 2017, el GORE autorizó a la comuna fondos (a través de un Fondo Nacional de Desarrollo Regional -FNDR-) para adquirir seis ambulancias básicas y dos móviles de traslado, con la finalidad de reponer el actual parque de automóviles y cubrir la demanda actual de traslado de urgencias y de pacientes programados. El monto directo asignado fue de $403.920 millones.

“NO SE MUEVE NADIE”

Con todos estos antecedentes sobre la mesa, este mediodía los funcionarios entregaron una declaración pública en las puertas de la unidad para explicar que no estaban de acuerdo con la decisión del secretario general de Educación, Héctor Iribarren, de reestructurar el servicio de urgencia, que incluía sacar ambulancias y trasladarlas a los Cesfam “Raúl Brañes” y “Raúl Cuevas”. La calificaron de prematura,

Y la reacción de las autoridades no se hizo esperar. A las 15 horas, el secretario general, acompañado de la directora de la red de urgencia, Mirta Gárate, se sentaron a la mesa con los funcionarios para conversar la situación. Las heridas más profundas no tardaron en aparecer.

“Nos falta ropa adecuada”, “nos trajeron colaciones con hongos”, “las camillas se oxidaron por lavarlas tanto producto del Covid”, “en invierno lavamos las camionetas bajo la lluvia”, “hay peleas entre nosotros”, “la capacidad de los tanques de oxígeno es muy poca” y “las personas nos reclaman que no llegamos con ambulancias y hay dos botadas en el patio” fueron algunos desde los desahogos. El grito de auxilio era agudo.

Tras escuchar las palabras de los funcionarios, Héctor Iribarren entró al diálogo y adelantó que “acá no se mueve nadie”. “Nunca he hablado de destruir la red de urgencia, tampoco de inestabilidad laboral así que permanecerán las mismas personas. Así también debemos apelar al liderazgo de la directora para solucionar los conflictos internos, buscar puntos de acuerdo. También debemos preocuparnos de mejorar la infraestructura y arreglar las ambulancias”, dijo. En este punto, el secretario general precisó que con el dinero de la reliquidación de una máquina se arreglarán las otras dos empolvadas.

Las dos ambulancias abandonadas serán reparadas.

SAPUS LARGOS

En relación con la reestructuración, Iribarren detalló que “es para potenciar la red de urgencia y sus componentes, que son los SAPU, los SAR, la Central de Ambulancias y el coordinador. Y una de las medidas es que cada uno de los SAPU que funcionan en los Cesfam pasan a depender de los directores de los Cesfam, que es algo que está en la ley y la norma, y que estamos corrigiendo”.

La otras medida es que en los lugares donde hay Sapus largos (funcionan toda la noche), que son los Cesfam ‘Raúl Brañes’ y ‘Raúl Cuevas’, se llevará una ambulancia a cada uno. Por último, las máquinas malas del patio no están dadas de bajas y se arreglarán gracias a la reliquidación que el seguro hizo por otra, quedando luego a disposición del servicio”.

DELH

Continuar leyendo

+VISTO

Todos Los Derechos © 2019 - Desarrollado por Lookandfeel