Más de 50 jóvenes voluntarios construyeron obras de reutilización del agua en 4 escuelas de Paine

0
783

PAINE.- “Venimos de todas partes a romper las fronteras (…) a darnos las manos y restaurar la esperanza”. Fue con el ojo brilloso que ayer los 50 “Jóvenes Sin Fronteras” entonaron su himno al despedirse después de 10 días de trabajos comunitarios en 4 escuelas municipales de Paine. 

El voluntariado se inscribe en el Programa de Educación Hídrica que se viene realizando en varias escuelas de la comuna desde el 2016 gracias a una alianza entre la Cooperativa de Agua potable rural Hospital Champa, la Dirección de Administración de Educación Municipal de Paine y la Fundación Un Alto en el Desierto. 

“Se están desarrollando proyectos de invernaderos, de cosecha de agua lluvia, para dejar a nuestros estudiantes una posibilidad de ir trabajando curricularmente estos temas, aprovechando la experiencia y las ganas de trabajar de estos jóvenes voluntarios”, explica Leonel Littin, director del DAEM. 

Con el propósito de entregar a las escuelas la infraestructura necesaria para enseñar de la mejor manera el cuidado del agua, se invitó a los Jóvenes Sin Fronteras a instalar sistemas de recolección de agua lluvia además de invernaderos para que los estudiantes reutilicen el agua recolectada en el cultivo de huertos sustentables, en 4 escuelas rurales de la comuna: Las Colonias de Paine, Chada, Culitrín y Águila Sur. 

“Por lo general, realizamos los voluntariados lo más lejos posible de Santiago, en las comunidades más aisladas”, explica Clara Frontecilla, jefa general del Programa. Pero la Cooperativa y el DAEM nos hicieron entender que por más que Paine se sitúa a media hora de la capital, es una zona rural con grandes necesidades, particularmente afectada por la escasez hídrica.

Entre el 20 y el 30 de enero, los Jóvenes Sin Fronteras instalaron 4 estanques recolectores de agua de lluvia y 24 metros de canaletas nuevas; construyeron 3 invernaderos, 15 bancales y 4 composteras. Además de las obras, los jóvenes voluntarios realizaron actividades culturales con las familias del sector: bingos, teatro, bailes, juegos, manualidades… 

“Siempre se destaca lo malo de la juventud, pero la mayoría de ellos aportan al desarrollo del país”, destaca Manuel Morán, Presidente de la Cooperativa de agua potable Hospital Champa. Gracias al aporte de los Jóvenes Sin Fronteras al Programa de Educación Hídrica, hoy totalizamos 9 de las 17 escuelas municipales de Paine equipadas con sistemas de recolección de agua lluvia, agrega. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí